Gauchos y caballos

Free Template by Free-Template.co

Siempre me interesó y atrajo la relación profunda y empática entre el gaucho y el caballo. Incluso la evolución histórica de esa relación, particularmente aquí en Argentina. Podría pasar horas y días compartiendo con ambos los diferentes momentos y circunstancias. Las actividades en la tierra, su lealtad y personalidad. Aun así, fotografiarlos no es tan fácil, si queremos conseguir los momentos reales y naturales. Es una especie de momento privado.



“El gaucho no sería nada sin un caballo”. – Anónimo

Free Template by Free-Template.co

El gaucho es una figura muy compleja, un personaje muy difícil de definir, que ha pasado por muchas épocas desde su aparición en la Pampa central de toda América a principios del siglo XVI, con la llegada desde Europa de las primeras naves que traían inmigrantes, así como los caballos, que aquí antes no existían.

Free Template by Free-Template.co

Así, nace una cultura ecuestre en todo el continente americano. El gaucho es el “criollo”, hijo del inmigrante europeo y de esta cultura ecuestre. El gaucho es un individuo panamericano, se encuentra de norte a sur del continente americano, norte, centro y sur. Los criollos son diferentes en toda América, al igual que los caballos, debido principalmente a las diferentes condiciones geográficas, climáticas y ambientales, así como a las características de los distintos inmigrantes.

Free Template by Free-Template.co

El caballo criollo sureño se convirtió en la herramienta vital del gaucho, era todo lo que poseía en este mundo. Si su caballo se perdía o cojeaba, el gaucho, que andaba solo por la inmensidad de la Pampa, perdía su amada herramienta, se quedaba solo, y hasta moría, de pérdida y de pena. Entonces lo perdió todo excepto el antiguo prestigio que fue exaltado por la dureza y la soledad. El vínculo gaucho -caballo siempre fue fundamental.